• +56-752381234 / +56-225012251 / +56-225013345

LA IMPORTANCIA DE LA EDUCACIÓN INICIAL O TEMPRANA

¿Qué pensamos cuando escuchamos hablar de educación inicial o temprana? ¿Qué pasó que de repente el hogar, la familia y el entorno del bebé ya no son capaces de estimular todas  las áreas cognitivas, motrices y neuronales de él? Frente a estas interrogantes surgen múltiples y variadas respuestas desde la sabiduría popular, pasando por experiencias personales hasta  los avances científicos en materia de neurociencia que, sin lugar a dudas, han sido un tremendo  aporte a la educación, pues han puesto en evidencia que el cerebro del ser humano nunca pierde su plasticidad y relaciona el aprendizaje con las emociones, de tal manera de contribuir así a una educación dinámica, divertida  usando la motivación y el buen humor para lograr aprendizajes significativos.

Desde esta perspectiva, la educación inicial o temprana, cobra real importancia, pues es en esta etapa (0 a cinco años) cuando el cerebro humano tiene su mayor y mejor plasticidad, lo que lo hace ser una especie de esponja para absorber más y mejores aprendizajes. Así los primeros años de vida de un niño son de vital importancia en los procesos de desarrollo y maduración, destacándose como elemento significativo la gran plasticidad del sistema nervioso, las funciones neurológicas ligadas al desarrollo cognitivo, sicomotriz y lingüístico que ocuparán un lugar importante en esta primera infancia.

Esta es la etapa ideal para la modificación de la  conducta, de la comprensión y adaptación al entorno, de aquí la importancia de contar con ambientes afectivamente armónicos y equilibrados que le permitirán al niño ir madurando.

 El ingreso a la educación inicial significa para los niños un espacio para iniciar un proceso de desarrollo que le permitirá adaptarse a las circunstancias y sentará las bases que le permitirán continuidad en su formación escolar. El proceso de adaptación de un niño que ingresa a la educación inicial le entrega herramientas necesarias para relacionarse, generar nuevos aprendizajes y regularse.

Por todo lo anterior es que el llamado es a no minimizar la importancia de esta etapa en nuestros niños, ellos no sólo asisten a jugar sino a desarrollarse integralmente a través del juego, aprenden en un entorno preparado y dispuesto para ello, con educadores capacitados  para enseñar a los niños y motivarlos hacia el aprendizaje. Lo que sembremos hoy será una excelente cosecha mañana.

Ximena Hojas del Valle

Gerente Educacional de Escuelas Administración y Comercio