• +56-225012251

29 Mar

Una invitación a una forma de vivir

Bienvenidos a un nuevo año, quizás en el devenir de cada día, ya hemos adoptado una forma de
vivir que responde a la actitud de siempre, una rutina: despertar, caminar y laborar.
Un verdadero sentido en nuestras vidas como gestores y progenitores, pero que ya no nos debe
conformar con sólo abrir los ojos y cuál robot, programarse para funcionar según las metas que
consideremos u otros planteen indispensables.
¿Cuántas veces escuchamos que los padres debemos contar con herramientas para nuestros
hijos? ¿Y dónde están nuestros procesos de crecimiento personal, que canalizan e iluminan
caminos de desarrollo y talentos para ellos?
¡Y si, las herramientas para educar, son muy importantes!
Por ello los invitamos a reflexionar sobre lo relevante de nuestras herramientas en función del
proceso de crecimiento personal y profesional de nuestros hijos, como personas y como exitosos
en su futuro.
Primera herramienta:
Cultivémonos, merecemos así como los cultivos, crecer y dar frutos, amarnos y darnos la
oportunidad de mirar nuestro hoy y un venturoso mañana.
Segunda herramienta:
Liberémonos de los hábitos negros con los que hemos vivido tanto tiempo, y que no nos ha dejado
ver el horizonte luminoso, con imposiciones que direccionan hacia nortes sin claridad y
oportunidades. Hábitos negros que obnubilan los hábitos blancos, que son nuestros pensamientos
limpios y sanos, con una luz que ilumina futuros y permite un caminar que avizora oportunidades.
Tercera herramienta:
Creer en nuestra fuerza interior, que hace más noble la tarea de la paternidad, en un
acompañamiento amoroso y riguroso, comprensivo y generoso, paciente y sin frenos en la
adquisición de virtudes y talentos, que serán la llave que abrirá la puerta, cuando como padres,
estemos al otro lado de la frontera, desde donde solo podamos implorar por las buenas
decisiones.
Estimados padres y apoderados de la escuela de administración y comercio, desde una experiencia
en el tiempo, saludamos afectuosamente y ofrecemos hoy una pedagogía que promueve cambios
internos y de calidad, pues son sus hijos los que recibirán la fuente inagotable de un saber que
guía, fortalece y lleva por caminos de emprendimiento y verdad.